Sobre ingreso de Carabineros al Instituto Nacional


La mañana del pasado jueves 24 de Mayo del 2018 un grupo de Carabineros ingresó, bajo el argumento de la comisión de un delito flagrante, al Instituto Nacional. Al interior del recinto, la policía militarizada procedió a detener a estudiantes que no tenían relación con el hecho que motivó su entrada, desarrollando su labor con un violencia injustificada que terminó con un más de una decena de estudiantes con heridas de diversa consideración. 

Ante lo sucedido, quienes formamos parte de la Comisión Chilena Pro-Derechos Juveniles

declaramos:

1. Condenamos con fuerza la violencia policial aplicada contra los estudiantes de este  y cualquier otro establecimiento educacional del país. Suponemos que el contexto escolar debería ser un espacio seguro, por lo mismo las imágenes y testimonios de estudiantes siendo torturados y golpeados en el patio de su colegio, nos parece un hecho grave que deja en evidencia la despreocupación que tiene el Estado de Chile por brindar a las niñas, niños, jóvenes y adolescentes que habitan en el territorio una vida digna y sin violencia. 

2. En el caso específico de lo ocurrido en el Instituto Nacional, el ingreso de las fuerzas  policiales teniendo como justificación la denuncia de un delito flagrante, no justifica de forma alguna la serie de conductas criminales y matonescas de los agentes del Estado que estuvieron involucrados en este procedimiento. 

3. Rechazamos las conductas y justificaciones del alto mando de Carabineros, quienes  no se hacen cargo del actuar de sus subordinados; específicamente, el accionar del Mayor Rodrigo Barra, comisario de la Primera Comisaría de Santiago Central, quien fue la autoridad directa encargada de la intervención en el establecimiento. Así mismo, reclamamos la responsabilidad del Ministerio del Interior y Seguridad Pública entendiendo que es la autoridad política, representada en el Ministro Andrés Chadwick y el Subsecretario Rodrigo Ubilla, la que debe velar por el cumplimiento del Estado de Derecho y el resguardo de los Derechos Humanos, como también del alcalde Felipe Alessandri quien autorizó al ingreso desmedido de policía al colegio. 

4. Pese a que nos quieran convencer de que lo ocurrido es un hecho aislado, como  organización de Derechos Humanos es nuestro deber indicar que este tipo de situaciones han ocurrido reiteradamente no sólo en el Instituto Nacional, demostrando que este tipo de violencia se enmarca en una serie de conductas institucionalizadas por Carabineros en diversos contextos de represión, especialmente contra niños, niñas, adolescentes y jóvenes que deciden exigir sus derechos. 

Comisión Chilena Pro-Derechos Juveniles

Santiago de Chile, viernes 25 de mayo de 2018