Declaración pública ante represión policial y retiro de proyecto de reparación para víctimas de dictadura


Luego de una masiva marcha estudiantil a nivel nacional con la participación de 120 mil estudiantes solo en la capital, de la constante y notoria provocación de las fuerzas policiales y su excesiva violencia y represión generada contra los manifestantes, especialmente, ante Cristian García, estudiante de la Universidad ARCIS quien fuera atropellado reiteradamente por un furgón policial hasta quedar con múltiples fracturas y contusiones en estado grave, como también, ante el retiro del proyecto de reparación para las victimas de violaciones a Derechos Humanos de la Dictadura cívico militar y los indignantes dichos del diputado Urrutia, como Comisión Chilena Pro-Derechos Juveniles CODEJU declaramos:

  1. Repudiamos totalmente la política ejercida con total planificación desde el Ministerio del Interior, de responder ante los manifestantes pacíficos del día de ayer, con represión, detenciones y dispersión en base a gases lacrimógenos y el uso de la fuerza pública. Creemos que el actuar de carabineros de Chile fue provocativo e innecesario ante el llamado de los organizadores de la manifestación a hacer de esta una fiesta pacífica y familiar. Es indignante que existan más de 100 detenciones y la cantidad estudiantes lesionados de gravedad como las que hubo en la jornada de ayer.
  2. Creemos que el caso de Cristian García no es un caso aislado y es inaceptable. El uso de la fuerza policial y la vulneración de los Derechos Humanos como respuesta no solo habla mal de un gobierno que hace caso omiso a las demandas ciudadanas, sino, además, de un vicio en el sentido de Estado representativo que se jacta de la legitimación del sufragio no solo para desarrollar políticas opuestas a la de los últimos años, sino, además, para aplastar a quienes fueron minorías impidiendo tanto sus proyectos, como con la represión a las fuerzas sociales y activistas de cambio.
  3. De la mano a la represión de ayer, vemos un nuevo ataque a un derecho que como organización de defensa de Derechos Humanos de niños niñas, jóvenes y adolescentes es vital: el derecho a la memoria y la reparación de los afectados ante la tiranía estatal. Encontramos indignante y un insulto a los miles de familiares de detenidos desaparecidos y torturados, como también a los sobrevivientes, los argumentos dados por el gobierno para el retiro del proyecto de reparación para victimas de la dictadura. Creemos vital el derecho a la creación de memoria colectiva para hacer realidad el “nunca más” de la mano a la formación educativa de nuestra sociedad. Creemos que existe un serio dejo de parte de la educación formal con respecto a la consciencia de lo acontecido en dictadura, donde prácticamente no se habla de memoria y se esconde el genocidio militar ocurrido en el país.
  4. Por último, reiterar el llamado a la coordinación y activismo ante un gobierno contrario a los derechos sociales y a una concepción abstracta de los Derechos Humanos los cuales llama a vulnerar desde su planificación programática. Los hechos ocurridos el día de ayer, sumado a las indignantes e inaceptables declaraciones del ministro Urrutia; la situación de persecución contra el machi Celestino Córdoba y la vulneración a la libertad de culto ante la negación de poder ir a su Rehue, la polémica por la gravísima situación del VIH en Chile que venía siendo hace años denunciada por las organizaciones sociales, entre otras muchas incontables situaciones del último tiempo, hacen vital la coordinación para defendernos de quienes están en contra de la verdadera libertad y dignidad humana, como de los derechos de los pueblos y de todas y todos nosotras y nosotros.